“Queremos pedirle al Gobierno nacional que reconsidere esta medida”, dijo el titular del Ersept, Santiago Yanotti.
Desde el 1 de enero eliminarán el beneficio.
El vocal del Ente íšnico de Control y Regulación de los Servicios Públicos de Tucumán (Ersept), Santiago Yanotti, expresó que la medida, ordenada por la Secretarí­a de Energí­a de la Nación y que comenzará a regir a partir del 31 de diciembre, afectará a las familias vulnerables que hoy se encuentran con problemas para abonar los servicios.
“A partir del 1 enero no hay más tarifa social, lo que tendrá un impacto en las 160 mil familias más pobres de Tucumán, que verán cómo se incrementan sus facturas entre un 30 y un 50%”, explicó Yanotti.
Aunque desde el Ersept orientan al usuario en cuanto a la eficiencia energética y el ahorro de energí­a, “queremos pedirle al Gobierno nacional que reconsidere esta medida, entendiendo que se viene el verano que es un perí­odo de alto consumo en el norte argentino.
Pedimos que se revise la idea de eliminar la tarifa por las complejidades económicas y sociales que puede traer para las familias vulnerables”, agregó el funcionario.
Por su parte, José Garcí­a, titular de la Federación de Organizaciones en Defensa de los Consumidores y Usuarios (Fodecus) sostuvo que llevarán el reclamo directamente a la Secretarí­a de Energí­a de la Nación.
“Queremos hacerle entender a las autoridades nacionales que tienen que desistir de esta medida que afecta mucho a los usuarios y a la economí­a.
Cuando implementaron el tarifazo dijeron que la Tarifa Social era para contener a las familias de escasos recursos.
Es irrisorio que la eliminen”.
(comuicaciontucuman.gob.ar)

Fuente: Primera Fuente >> lea el artículo original