Taiwán anunció el inicio de la tercera fase de su programa espacial, que incluye el lanzamiento anual de un satélite y la Luna como meta final.

Según los medios isleños, el ministerio de Ciencia y Tecnología, informó este jueves de que el objetivo de alunizar estará precedido por el lanzamiento de seis prototipos de satélites de detección remota de alta resolución óptica, dos de ultra alta resolución y otros dos de radar de apertura sintética (SAR).

Mirá también
Mirá también

La NASA da por “muerto” al robot Opportunity que exploró Marte y descubrió indicios de agua

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El primer paso serio del programa espacial será colocar un satélite en órbita alrededor de la Luna y el segundo explorar formas para que un satélite pueda alunizar, señaló el titular de la mencionada cartera, Chen Liang-gee, en rueda de prensa.

Chen explicó que la isla buscará la colaboración con instituciones extranjeras, estadounidenses y de otros países, para acelerar el desarrollo de su programa espacial.

Mirá también
Mirá también

“Un panqueque con una nuez”: descubren que un objeto del Sistema Solar tiene una rarísima forma plana

El ministro taiwanés precisó que los nuevos satélites taiwaneses enviarán fotos en las que se podrán apreciar objetos de más de 35 centímetros en la Tierra desde una distancia de 510 kilómetros.

La tercera fase del programa espacial taiwanés será realizará por los Laboratorios Nacionales de Investigación Aplicada y la Organización Nacional del Espacio, durante un período de 10 años, según el ministerio isleño.

Mirá también
Mirá también

Rusia quiere enviar una misión tripulada a la Luna a partir de 2031

Según el medio isleño DigitalTimes, el director general de la Organización Nacional del Espacio, Chun-Liang Lin aclaró que la isla no entrará en una competencia aeroespacial de grandes gastos con China.

Fuente: EFE 

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original