La automotriz Tesla es conocida por sus sofisticados vehículos eléctricos deportivos que suman nuevas funciones mediante actualizaciones de software. Esta modalidad permitió que la compañía liderada por Elon Musk ofrezca desde videojuegos en la enorme pantalla táctil hasta varias funciones de manejo autónomo con la función Autopilot.

Ahora es el turno de Dog Mode, una función que permite activar el aire acondicionado para prevenir que una mascota encerrada en un auto sufra de un clima interior extremo dentro del vehículo. De esta forma, el modo perro de los autos Tesla regula la temperatura agradable para el animal, sin que sea ni muy frío ni muy caluroso.

Con una temperatura de 25 grados, a pleno sol y con las ventanas cerradas, un auto se transforma en una caldera, como menciona el doctor Diego Montes de Oca. 'En apenas diez minutos, la temperatura aumenta 10 grados, es decir que se va a 35 y en media hora más alcanza los 40 grados. Y todo se complica si la temperatura exterior es de 35 grados, dado que dentro del auto el termómetro puede elevarse hasta los 55', señala el director médico de TVCrecer.com. Es por eso que esta actualización de Tesla busca prevenir que las mascotas terminen sofocadas.

Además, el Dog Mode de Tesla ofrece un aviso con la temperatura interior acompañado por un texto para que los transeúntes no se alarmen al ver al perro encerrado. Como en algunos estados está prohibido dejar a las mascotas dentro del auto, Tesla advierte que el modo perro solo debe ser utilizado con mascotas y acorde a las leyes y normas locales.

Como esta modalidad requiere el uso de las baterías del auto, el sistema avisará al conductor cuando la carga esté por debajo del 20 por ciento de autonomía.

Esta actualización también permite activar el modo Sentry, que permite utilizar las cámaras y sensores externos del Tesla para detectar movimientos sospechosos. Funciona como una alarma de seguridad que se activa en diferentes niveles según el incidente: si alguien se apoya en el vehículo o si se rompen algunos de los cristales.

Esta actualización estará disponible en todos los Tesla Model 3 y luego se extenderá a las versiones Model S y Model X que fueron fabricados después de agosto de 2017.

Fuente: La Nación >> lea el artículo original