El gobierno utilizó una obra del pintor Francis Dicksee sobre el beso apasionado entre Romeo y Julieta, protagonistas de la tragedia escrita por William Shakespeare, para festejar el Día de los Enamorados.
Colgaron una 'bandera' de la obra en las puertas de Casa Rosada.
La opción elegida por los mandatarios no fue bienvenida por los usuarios de redes sociales.

Fuente: Diario Jornada >> lea el artículo original