La tormenta de anoche le jugó una mala pasada al gobernador, Juan Manzur, y hasta generó momentos de tensión y de susto en la Casa de Gobierno.

El mandatario había partido ayer después del mediodía a Buenos Aires en el avión oficial de la Provincia. Por la noche, emprendió el regreso a Tucumán. Pero el frente de tormenta y el alerta meteorológico obligaron a los pilotos a cambiar de planes. Así, la comitiva oficial debió continuar vuelo hasta Salta y aterrizar el aeropuerto de esa provincia. Jaldo no incluyó a Alperovich en el peronismo y ratificó la fórmula con ManzurLa recomendación de no aterrizar en el Benjamín Matienzo partió desde la propia torre de control, ya que las circunstancias no eran óptimas para garantizar el aterrizaje. Técnicamente, se conoce como 'aeropuerto bajo mínimos meteorológicos'. Así, el comandante resolvió el desvío y, media hora después, el gobernador pudo pisar suelo salteño.

Al final, el gobernador debió quedarse a dormir en Salta y regresar esta mañana a Tucumán

 

 

Fuente: La Gaceta

Fuente: Los primeros >> lea el artículo original