El acuerdo presupuestario alcanzado entre el Gobierno y Podemos contempla una subida de las partidas dedicadas a Investigación Desarrollo e Innovación civil (I+D+i) del 6,7%.
En términos absolutos la subida será de 273 millones de euros más sobre lo dedicado este año.

El documento también concreta aumentar la partida para proyectos de I+D+i de ámbito estatal en 85 millones más, respecto a los 393,7 de 2018.

Existe además un compromiso para aumentar en 300 las becas predoctorales y convocar de nuevo otros 300 contratos postdoctorales, “incrementando los contratos de investigadores de forma progresiva y en etapas imprescindibles para el sistema de ciencia”, señala el documento, al que ha tenido acceso Materia.

El acuerdo incluye “un plan de choque para la recuperación del personal perdido a causa de los recortes” que irá dotado con 39 millones de euros con destino a los organismos públicos de investigación (OPI) y una partida de 26 millones para universidades y organismos públicos de investigación de ámbito autonómico, con arreglo al personal que hayan perdido desde 2008.
Este plan incluye “relajar” los límites a la contratación de personal llegando a tasas de reposición superiores al 100% si es necesario.

Por último, los firmantes se comprometen a desarrollar el Estatuto del Personal Investigador en Formación, incorporando las reivindicaciones de los colectivos de investigadores predoctorales, en particular las relacionadas con el salario mínimo, la indemnización al final del contrato, reconocimiento en los convenios colectivos de sus instituciones conforme a su formación y excelencia, así como unas obligaciones docentes que les permitan obtener experiencia útil en su carrera sin que perjudique sus tiempos de investigación.

Fuente: El País >> lea el artículo original