Llega en bicicleta y se va corriendo a un acto sobre prevención del cáncer de pecho antes de que termine la entrevista. Tan frenética como su día a día, es la agenda que ha puesto en marcha desde que el 1 de septiembre se convirtió en coordinador de los 59 legisladores de Morena en el Senado, de 128 escaños. Como jefe de la bancada mayoritaria, Ricardo Monreal (Zacatecas, 1960) es el hombre encargado de convertir en ley la ambiciosa agenda reformadora con la que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones. Su primera medida fue dejar sin dietas, seguro médico, coches oficiales ni aguinaldo a los senadores en el marco de su plan de austeridad. La realidad, sin embargo, se da de bruces con la polémica boda publicada en la revista ¡Hola! de Cesar Yáñez, uno de los hombres más cercanos al presidente electo, o la cancelación de los foros de seguridad. La Reforma educativa, la energética o la elección de fiscal auguran un intenso otoño en la que los temas más importantes de la agenda política de México pasarán por sus manos. Su próximo objetivo, no obstante, son los jueces, a quienes pretende reubicar cada tres años para evitar nepotismo.

Pregunta. Usted y su partido ya no son oposición. ¿Les está siendo difícil acostumbrarse a ser Gobierno?

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original