U

na vez más, el proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo abrió el debate durante un programa de televisión.
Pañuelos verdes y pañuelos celestes se enfrentan diariamente como símbolos de dos luchas por una misma causa: el debate sobre el aborto.
Pero esta vez, las actrices Verónica Llinás y Catherine Fulop usaron como accesorio un pañuelo color naranja para mostrarse a favor de la separación entre la Iglesia y el Estado.

Completamente vinculado con este debate, ambas actrices coincidieron en que la Iglesia influye en las decisiones de los gobernantes.
'Este es un estado laico, pero no está sucediendo.
Los gobernadores ceden a las presiones', dijo Llinás durante el programa PH, Podemos Hablar conducido por Andy Kusnetzoff.

Es una discusión necesaria esta separación.
La Iglesia católica y la evangelista han arremetido con una fuerza tan violenta en este debate que me hace pensar en los peores momentos de la Iglesia', expresó la actriz.

Por su parte, Fulop volvió a mostrarse a favor de la legalización del aborto.
'Las mujeres de la Argentina nos merecemos ampliar este derecho'.

 

 

Fuente: Nuevo Diario >> lea el artículo original